Calentando motores

Hemos llegado al ecuador del año y toca revisar esos propósitos que señalé en este blog a principios del año. Lo cierto es que no he llegado a realizar muchos de ellos, algunos (como el viaje a EEUU y todo lo que conlleva) han quedado pospuestos para el próximo año, eso sí, con la seguridad de que se llevarán a cabo.

Echando un ojo pormenorizado a todo lo que me propuse veo ahora lo siguiente:

  1. Acabar la carrera (a punto de caramelo)
  2. Viajar a EEUU
  3. Hacer periodismo por cuenta propia o ajena en EEUU
  4. Sacarme el carné de conducir (empezaré en septiembre)
  5. Leer más (estoy en ello y poco a poco voy avanzando)
  6. Terminar de desarrollar los proyectos con estudiantes que tengo en mente en la medida que ellos colaboren. (no hubo colaboración :()
  7. Hacer más vídeos por mi cuenta (quizás un videoblog para este blog) (algo he hecho, pero poco)
  8. Escribir más literatura (escribo la de siempre)
  9. Ser más sociable en la red y en los eventos relacionados con el networking (este punto me cuesta, pero estoy yendo a muchos eventos)
  10. Ir a más encuentros de emprendedores (nada de nada)
  11. Conseguir que venga gente nueva a las CampusBeers&Blogs (¿se han celebrado campus?? En Octubre será la próxima, lo estoy planeando)
  12. Expandir la comunidad de estudiantes universitarios en la red (he conocido muchos proyectos nuevos, caben en los dedos de una mano, pero alegra ver que la gente se mueve)
  13. Aprender aunque sea un poquito de After Effects (ahí estamos)
  14. Ir a por todas! :) (es algo contínuo)

Por suerte, más allá de estos propósitos han ido surgiendo otras cosas: he creado mi primer código FBML decentillo, he dado junto con @charlietorres y @jakesoulinake el paso de lanzar Referenzia, he descubierto mucha música que me encanta, he hecho algunas inversiones importantes en material y me he propuesto ponerme con el inglés y recuperar el deporte.

Espero que este verano me sirva para calentar motores y empezar el próximo curso (si todo va bien sin universidad) con mucha fuerza para afrontar los retos que me esperan. El viaje a EEUU es una motivación para hacer todo lo que pueda antes de irme, para que cuando vuelva las cosas estén mucho mejor que cuando me fui.